El moisés en sus primeros meses de vida

Su primera camita para dormir tranquilo y seguro.

El moisés en sus primeros meses de vida

Comprar un moisés para el recién nacido es una buena idea. Después de haber estado durante nueve meses dentro del útero, que es un espacio reducido, si lo acuestas en una cuna muy grande para él, se sentirá perdido y desorientado. Además, al notar los límites del lugar donde se encuentra, puede experimentar sensación de vértigo y de vacío, algo que le resultará muy desagradable.

Por eso, no dudes en elegir un moisés como primera cama, y aún así, ponle una pequeña toalla enrollada en la espalda para que tenga una sensación de roce, igual que cuando vivía dentro de ti y estaba siempre en contacto con las paredes de tu útero. De esta forma lograrás que se sienta protegido.

Su seguridad, tu tranquilidad
Si vas a comprar el moisés, comprueba que sea de una marca de confianza y utilízalo siempre con sentido común:

  • No lo coloques sobre una superficie que no sea amplia o totalmente estable.
  • No lo uses como sillita en tu carro.
  • Comprueba que las asas, los listones, el fondo y el material con que está fabricado se encuentran en perfecto estado.
  • Si lleva un soporte con patas que tengan ruedas, dos de ellas deben llevar un freno.
  • Cómprale un colchón que sea firme, indeformable, con una altura de entre 8 y 15 cm y que sea de un tamaño que se adapte bien a las medidas y a la forma del moisés, para que no se mueva.
  • En cuanto a la almohada, los pediatras aconsejan que nos olvidemos de ella.

¿Cuándo dejar de utilizarlo?
Aunque depende del ritmo de evolución de cada niño, lo más seguro es que tengas que cambiar a tu pequeño del moisés a la cuna alrededor de los 4 ó 5 meses, o cuando alcance los siete kilos de peso, porque a partir de entonces no se sentirá cómodo.

Además, cada vez tendrá más facilidad de movimientos, y si aprende a girar sobre sí mismo, puede voltearlo. Para que el cambio a la cuna le resulte más fácil, toma en cuenta lo siguiente:

  • Evita que coincida con el traslado a su cuarto. Los niños asimilan mejor las novedades si se enfrentan a ellas de una en una.
  • Hazlo de forma paulatina : empieza a acostarlo en las siestas.

Una buena idea que te ayudará en el cambio, es colocar en el nuevo lugar la misma caja musical que tu pequeño ha estado escuchando mientras dormía en el moisés. Lograrás que se sienta mucho mejor.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros