Sin Categoria| 21/07/2010/ 00:00:00

Una noche en el museo

El Museo Británico brinda toda una aventura mágica donde el arte está al alcance de los niños, por las noches.

Por Staff nosotros2.com

En el museo británico de Londres descansan algunas de las joyas arqueológicas más importantes del mundo. Unas pocas noches al año, tienen compañía.

Cada tres meses una de las salas dedicadas a Egipto se convierte en un alegre campamento, y unos doscientos niños pueden dormir entre faraones.

Los niños se quedan una noche en el Museo; duermen junto a Búhos, Dioses, y

demás piezas importantes de culturas como la egipcia y azteca. Hacen actividades divertidas y aprenden cosas interesantes del museo. Un escenario espectacular y una serie de actividades sirven para familiarizarse de forma divertida con la historia.

Sin duda alguna, estos niños, que corren entre la Piedra Roseta, una pieza que fue clave para entender los jeroglíficos egipcios, tienen un especial interés por los tesoros arqueológicos.

Ellos aseguran que es una experiencia fascinante y muy divertida, pues tienen la oportunidad de estar cerca y dormir con objetos que han permanecido a través del tiempo, es como quedarte en un zoológico de animales extraordinarios.

Es solo una noche, pero los pequeños exploradores vienen bien preparados con sleeping back, cepillo de dientes, dinero, y algo que no debe faltar, muchos dulces.

¿Te imaginas que tu hija (o) tenga la oportunidad de vivirlo? Como se dijo es una sola noche, pero es una noche especial donde los antiguos dioses vigilan el sueño de los pequeños visitantes, y bajo su influjo, cuando se apaga la luz, se dispara la imaginación.

Fuente: BBC Mundo

0 comentarios (hasta hoy) Sign In   Regístrate Gratis

 
• Haz un comentario

Foros