Mis dudas frecuentes sobre sexo en el embarazo

Dale respuesta a todas tus inquietudes

Mis dudas frecuentes sobre sexo en el embarazo

Y la gran noticia llegó: ¡Van a ser papás! Algunas parejas celebran el embarazo haciendo el amor y se emocionan con la perspectiva de los cambios que se producirán en el cuerpo de la mujer.

Otras, sin embargo, temen desde el primer momento dañar al bebé, así que pensar en tener relaciones ¡imposible!.

Es cierto que la gestación modifica la vida sexual de la pareja, pero si transcurre todo con normalidad y así lo indica el médico, es posible mantener relaciones casi hasta el final de esta etapa.

Teniendo en cuenta que el tema de las relaciones sexuales durante el embarazo es motivo de temores y dudas entre la pareja, te damos respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes al respecto.

¿Si hacemos el amor, podemos dañar al bebé?
Esto no es así; el tapón mucoso cierra la entrada al cuello del útero e impide que el semen pueda llegar hasta allí. Además, el bebé está protegido por la pared muscular del útero y la bolsa de líquido amniótico.

¿Es normal que no apetezcas tener relaciones desde el primer trimestre del embarazo?
La mayoría de las mujeres atraviesan distintas etapas, las cuales están muy relacionadas con el crecimiento del bebé y los cambios hormonales. Es frecuente que en el primer trimestre las náuseas y el cansancio hagan disminuir el interés sexual.

¿Están permitidas todas las posturas?
Todo se resume en comodidad. Todo dependerá de lo cómoda que se sienta la pareja con una determinada postura, teniendo en cuenta que conforma avanza el embarazo, el abdomen también aumenta, provocando que algunas posturas no puedan llevarse a efecto.

¿Sentirá rechazo mi pareja hacia mí cuando mi abdomen aumente?
La mayoría de los hombres suelen disfrutar con los cambios de su pareja, sienten admiración por ella y su amor se hace, a menudo, más intenso, eso hace que aumente el deseo. En cualquier caso, lo mejor es hablarlo, la comunicación es vital en cualquier etapa.

¿El orgasmo puede adelantar el parto?
No, las contracciones uterinas que produce son muy suaves. Se cree que tan sólo podría facilitar el inicio del parto cuando ya estás en término. Incluso aunque se experimenten orgasmos múltiples, las contracciones son diferentes a las del parto y tampoco tienen por qué adelantarlo.

¿A qué se debe el incremento de los sueños eróticos?
Los estrógenos hacen que el deseo sexual aumente a lo largo del embarazo. El efecto de estas hormonas puede provocar en la mujer sueños eróticos con más frecuencia.

¿Por qué el deseo de mi pareja disminuye justo cuando yo estoy más dispuesta?
Muchas mujeres experimentan un aumento del deseo sexual en el segundo trimestre. Durante el embarazo, las relaciones pueden ser más placenteras que nunca, debido al incremento de la irrigación sanguínea en los genitales.

Si el hombre tiene menos ganas de lo habitual, tal vez este preocupado o tenga miedo de dañar al bebé. Una visita conjunta al ginecólogo puede ser lo indicado en este caso.

¿Puede algún componente del semen desencadenar el parto?
En el semen hay sustancias (prostaglandinas) que pueden favorecer las contracciones del cuello del útero, sin embargo, la cantidad de esperma que sería necesaria para poner en marcha el parto por este mecanismo es mucho mayor que la que se produce con la eyaculación.

¿Están permitidas las relaciones hasta el final del embarazo?
Sí, es más, cuando una mujer ha llegado a término, hacer el amor puede ser un desencadenante natural del parto. Algunas parejas que ya han tenido hijos disfrutan estos últimos días de forma especial, a sabiendas de que cuando llegue el bebé será más difícil encontrar el momento.

¿Hay que restringir el sexo en los embarazos múltiples?
Los motivos para prohibir las relaciones son los mismos que en la gestación única. Ahora bien, en estos embarazos la amenaza de parto pretérmino y la placenta en mala posición es más frecuente, lo que obliga a evitar las relaciones en el último trimestre.

Me han prohibido las relaciones ¿qué podemos hacer?
Excluir la penetración no implica renunciar a vivir algo tan amplio y variado como es la sexualidad. La gestación permite explorar otras formas de vivir la relación: dar masajes, tomar baños juntos, etc.

Circunstancias en las que es aconsejable evitar las relaciones sexuales

  • Siempre que la mujer sangre o manche (hemorragia genital por mínima que sea)
  • En caso de amenaza de aborto o de parto prematuro.
  • Si se ha detectado un problema con la placenta (insuficiencia placentaria, placenta previa).
  • Cuando se pierde líquido amniótico (rotura prematura de la bolsa).
  • En ciertas enfermedades de la madre (asma, problemas cardiacos).
  • Cuando existe riesgo de parto prematuro en los embarazos múltiples.

Cómo afrontar los miedos

  • En ocasiones, detrás del temor a dañar al bebé con las relaciones sexuales, puede haber una inseguridad o un miedo a no saber afrontar el reto que supone la maternidad o la paternidad. Conviene, pues, hablar largo y tendido sobre las expectativas que tenemos, hacerlo en la intimidad y darse un tiempo antes de reanudar las relaciones. También puede ser bueno leer algún libro juntos. Y recordar que hacer el amor es una manera más de expresar cariño hacia el hijo.
     
  • Algunas mujeres temen no ser atractivas para su pareja. El excesivo hincapié que se pone en controlar la ganancia de peso durante esta etapa también puede favorecer que la embarazada se sienta ”gorda”. Pero, así como para el bebé, mamá es la más guapa, también el padre de la criatura casi siempre suele estar encantado con el aumento de tamaño en los pechos y el vientre.
     
  • El miedo a tener un aborto espontáneo o un parto prematuro es frecuente si el embarazo ha tardado mucho en llegar o si previamente ha habido un aborto. Es bueno comentar estos temores en la visita al ginecólogo y, si es preciso, volver a hablar sobre lo que ocurrió con anterioridad. Pasado el tercer mes del embarazo los miedos suelen disminuir, la gestación actual va cobrando realidad y la anterior se supera. Además, el placer físico es bueno para ti, pues te permitirá liberar las tensiones y también para tu futuro bebé.
     
  • En la mujer, el temor al parto también puede causar rechazo al sexo. Acudir juntos a la preparación al parto, hablar con el médico o leer algún libro sobre el parto natural, ayudan a eliminar los miedos. En la intimidad, tu pareja puede ayudarte dándote masajes que luego podrán ser útiles durante la fase de dilatación.

     

Comentarios

7/02/2010 11:56:09 a.m.

hola que tal el dia 21 fue la fecha de mi ultima menstruaciony por descuido no compre mis pastillas anticonseptivas en el periodo de tiempo de el 4 de enero a el 10 de enro use preservativos al tener relaciones con mi pareja pero el dia 21 de enero no me bajo la menstruacion y el dia 25 me hize una prueba de embarazo que salio negativo el dia 28 me hize un eco y tmpoco se vio nada de embarazo pero hoy es 7 de febrero y todavia no veo menstruacion y de paso cargo un dolor de senos y el pezon inflamado sera probable que este embarazada y las pruebas que me hize allan sido muy apresuradas???
CARO83

30/03/2011 11:05:31 a.m.

hola caro83 pues yo te recomendaria que te cuidaras de no tomar anticonceptivos ni medicamentos de cualquier tipo ya que podria ser riesgoso si estuvieras embarazada. te recomiendo hagas una prueba de embarazo en sangre para saber si estas embarazada las pruebas de orina no son muy certeras.... Espera unas 2 semanas mas y haste la de sangre...
magdamarta

2/01/2014 9:34:09 a.m.

hola.soy erika mi consulta es: mi esposo yo hemos tenido problemas con nuestra sexualidad ya que cada vez que intentamos sentir ese placer como pareja a él le duele mucho y siente que le quema y arde cuado llega la penetracion lo cual nos ha frustrado bastante, que podemos hacer? sera que el PH ha cambiado y es lo que esta perjudicando? ayuda.
erikafer

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros