La responsabilidad de ser padres

¿En qué consiste la paternidad? Conoce la importancia.

La responsabilidad de ser padres

Traer una nueva vida al mundo no es simplemente un motivo de alegría, implica también adquirir una responsabilidad que modificará notablemente la vida de los padres.

La noticia de un embarazo, que haya sido “buscado” o no, provoca siempre una revolución en la vida de la pareja. Si no hay hijos anteriores, ésta vivirá con una natural ansiedad la idea de compartir su vida con un pequeño y hermoso intruso.

A los sentimientos de dicha e ilusión, se sumará la expectativa de convertirse en buenos padres, quizá aquellos que ambos siempre quisieron tener para sí. Pero, entonces ¿En qué consiste la paternidad?

Una elección compartida
Por lo general, papá y mamá toman juntos la decisión de tener un bebé. Sin embargo, durante el embarazo (y más frecuentemente después del nacimiento) surgen diferencias sobre las consecuencias prácticas de esa decisión.

Es conveniente que papá y mamá dediquen cierto tiempo de la “larga espera” a la discusión sobre lo que para cada uno de ellos significa la paternidad; cuáles son sus expectativas, cómo compartirán las nuevas obligaciones, qué idea tienen de la formación que darán al nuevo ser e incluso cómo esperan que éste incida en su nueva relación de pareja.

Las mejores intenciones
Todos sabemos que criar un hijo no es una simple actividad biológica. Los buenos padres , o sencillamente los padres responsables son conscientes de que la labor educativa que desarrollen en los primeros años de vida del niño repercutirá de manera crucial en el futuro de éste.

Casi siempre, los papás están llenos de buenas intenciones y se esforzarán al máximo para dotar a sus descendientes de las habilidades necesarias para llevar una vida dichosa y fructífera. Sin embargo no siempre estamos de acuerdo en cuáles son los mejores métodos para obtener estos resultados, y la clave de nuestras convicciones al respecto suele encontrarse en nuestra propia infancia.

Padres que fueron niños
Todos los psicólogos coinciden en que la actitud de los papás ante los hijos está influida por su propio “modelo” materno o paterno, tanto si los padres desean imitarlo como si no. Muchas veces las parejas olvidan hablar de las experiencias de su propia infancia, que, sin embargo, marcarán en gran medida el desarrollo de su función como padres.

Todos somos el producto de nuestra familia, nuestra cultura y nuestra época; sin embargo, la primera ejerce la influencia más importante en nuestras vidas. Tanto si queremos superar los modelos paternos como si deseamos imitarlos, debemos compartir y discutir esta intención con nuestra pareja, y el embarazo es el momento ideal para hacerlo.

¿Cómo lo educaremos?
No es preciso “programar” el futuro de su hijo, las conversaciones sobre la forma de educarlo puede resultar fructíferas no sólo para él, sino también para acrecentar el conocimiento mutuo de tu pareja. En ocasiones, uno de los miembros de la pareja ve como un signo de sobreprotección lo que para el otro es una simple demostración de afecto.

Por otra parte, muchos padres que recibieron una educación “estricta” tienden a interpretar cualquier transgresión a las normas establecidas como una desobediencia grave. Aunque todavía falta mucho para que se presenten estos problemas, es aconsejable discutirlos incluso antes de tomar la decisión de concebir.

En ocasiones conviene dejar claro con antelación cuáles son las responsabilidades que cada miembro de la pareja está dispuesto a asumir a partir del momento del nacimiento.

La elección del mejor momento
En el pasado, la llegada de los hijos se debía casi siempre a circunstancias fortuitas, pero en la actualidad es cada vez mayor el número de padres que planifican el embarazo con anticipación.

¿Cuándo dejar de cuidarte? Una vez que hayan tomado la decisión de concebir, puedes abandonar de inmediato los métodos anticonceptivos denominados de barrera, como el diafragma o los preservativos. En el caso de que tomes la píldora conviene que la dejes un tiempo antes de la concepción.

Si a pesar de utilizar este método anticonceptivo sospechas que estás embarazada debes consultar con tu médico puesto que el elevado nivel de hormonas de algunos de estos fármacos podrían provocar defectos congénitos en el bebé. Si tienes colocado un dispositivo intrauterino (DIU) y deseas concebir, debes acudir a consultar con tu ginecólogo para que lo retire.

Vale la pena

  • Que hables con tu pareja sobre la propia infancia y la forma en la que la educación recibida ha repercutido en tu vida de adulto.
  • Discutir las convicciones personales sobre la forma en que debe educarse al futuro hijo.
  • Que lleguen a acuerdos convenientes para ambos sobre la forma de asumir las futuras responsabilidades.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros