| 
 | 
 | 

el mítico proceso de adaptación

El mítico proceso de adaptación

El mítico proceso de adaptación

No existe una fórmula mágica, pero sí algunas recomendaciones para enfrentarte a tu nueva vida en matrimonio

Quizá dentro de toda la emoción de tus preparativos te has detenido un momento para preguntarte ¿cómo podré adaptarme a mi nueva vida de pareja y prevenir todos los conflictos con los que me encontraré una vez que me case?

No hay fórmulas o recetas para eso, pero sí algunos elementos que te pueden servir de focos rojos.

Los “requisitos”

Comienza por responderte estas otras preguntas: ¿Sé que me gusta de mi persona? ¿Conozco cuales son mis habilidades? ¿Cuál es la opinión que tengo de mi mismo(a)?

Algunos de los problemas en pareja se presentan cuando alguno dice “me trata como si fuera su…” o “ni que fuera tu…”, “ni que te hubieras casado con un(a)...”

Cada uno de estos reclamos habla de cómo quien las dice se siente y se coloca en la relación de pareja y no cómo el otro lo ve.

Este tipo de situaciones las vive quien ha estado orientado a complacer a su pareja y ha dejado de lado su propio punto de vista, sus gustos y/o sus intereses dentro y fuera de la relación de pareja.

O cuando simple y sencillamente no sabe qué pensar, qué le gusta o qué le interesa de la vida o de la vida de pareja.

En psicología se llama identidad al saber quién soy, quién he sido y qué papel juega una relación de pareja en mi vida, y ése es el primer requisito de una buena adaptación a la vida de casados.

Parece que no, pero pocos se conocen y muchas veces no se da cuenta que es él quien propicia los problemas en la relación de pareja.

Otro punto importante que a su vez está relacionado con el anterior es relativa independencia en tres áreas: económica, emocional y social.

Si careces de alguna de estas tres suele pasar que haces de tu pareja la única fuente de apoyo y te genera un sentimiento de dependencia (como estar atado), incomprensión y soledad.

O bien, por otro lado, cuando tu única fuente económica, emocional y social ha sido tu padre, tu madre o tu familia en general, sueles verte orientado a complacerlos antes de anteponer tus puntos de vista, tus gustos y tus intereses.

Lo que termina por tener un impacto en tu relación de pareja.

Es así que cuando tienes una identidad clara o cuando eres relativamente autónomo, la adaptación a la vida de pareja te será menos difícil.

Recuerda que la vida de pareja es vivir juntos las adversidades de la vida, no es la ausencia de conflictos. 

Sí, es el saber mantenerse unidos en periodos de problemas.

Por eso es importante conocerse y conocer a tu pareja, para no llevarnos “sorpresas” ya de casados, “sorpresas” que desde novios se dejaban ver, pero que ilusamente decidiste ignorar.

Autor: Alejandro Tapia Vargas, doctor en Psicología y miembro del Centro de Estudios sobre el Bienestar.

Crea tu
Página
de Boda

Para compartir con tu familia y amigos

Busca una Página de Boda

Buscar por nombre del novio o la novia

Los mejores Vestidos de Novia

Las Casas de Novias más Exclusivas ¡Ingresa y Cotiza!