| 
 | 
 | 

¡a mudarte a tu nuevo hogar!

¡A mudarte a tu nuevo hogar!

¡A mudarte a tu nuevo hogar!

Que no te de miedo la palabra "mudanza"

La mudanza, en cualquier momento de nuestras vidas, pues contribuye al estrés de quienes la viven.

 

Y es que, no implica sólo movimiento de objetos sino también requiere de un cambio psicológico por la adaptación a otro espacio físico.

 

Es importante que te organices para que logres que ese cambio produzca el menor impacto posible sobre tu salud.

 

Lista de pendientes

Como lo estás haciendo con la boda, has los preparativos necesarios para la mudanza con suficiente anticipación.

No dejes para el último hacer la lista de tareas, pues te servirá de mucho cuando empaques y desarmes, en su caso.

Con las mudanzas, a último momento, tendrás demasiadas cosas que resolver y que te será prácticamente imposible retener en tu memoria.

Apunta la cantidad de cajas que necesitarás, la cinta adhesiva, material de relleno, cuerdas, etcétera.

 

Cajas

Puedes buscar las que desechan los supermecados para que ahorres dinero.

Has una guía de colores para que te sea fácil identificar qué lleva cada una de la caja.

Puedes asignar un color a cada habitación de la casa, para que las descargues según el tono.

Márcalas con una X del color correspondiente.

Puedes colocar globos de cada color en las perillas de las puertas de las habitaciones, para que te facilite la tarea de la descarga.

Recuerda reforzarlas con cinta en el fondo para que evites sorpresas desagradables.

 

Apóyate en un dibujo

Puedes hacer un plano sencillo de la nueva casa para que te ayude a pensar cómo acomodar tus pertenencias.

Dibuja sobre él dónde colocarás cada mueble y así evitarás moverlos de un lado a otro cuando ya estés instalado.

 

El orden del empaque

Identifica las cosas que necesitarás al llegar a la nueva casa, como toallas, jabón, ropa, etcétera y colócalas en una caja de fácil localización.

 

“No hay enemigo pequeño”

Los objetos pequeños corren riesgos de ser desechados con las cajas de cartón sobrantes y los envoltorios.

Para evitarlo, envuélvelas con papel brillante.

 

Fragilidad

A los artículos de especial manejo, como los de vidrio, acrílico o porcelana, protégelos con toallas, sábanas o fundas para que no desembolses una gran cantidad de capital en material de relleno.

Cuando empaques los platos en la caja, hazlo verticalmente.

Las cajas de licores, por tener divisiones, son ideales para guardar vasos y tazas.

Si empacas libros no pongas más de 20 kilos por caja.

Los cuadros pequeños envuélvelos con sábanas o toallas. Aplana una caja de cartón y pon el cuadro dentro sellando los bordes con cinta.

Si tienes obras de arte valiosas, llama a un especialista para su buen traslado.

Haz una X con la cinta adhesiva en cada uno de los espejos, pues si hay un accidente y se rompe, la cinta mantendrá juntos los fragmentos.

Si tienes espejos grandes, infórmalo a la empresa de la mudanza para que tomen las medidas pertinentes.

Recuerda que el refrigerador no debe recostarse, pues se le escapa el fluido que los hace funcionar.  Es indispensable que éste no vire más de 45 grados de inclinación.

 

Cuidado con tu salud

No levantes objetos pesados sin ayuda, para evitar te lastimes tu espalda.

Si tienes qué levantar cajas pesadas, como las de los libros, no te inclines doblando la cintura,

Lo correcto es que flexiones las rodillas y mantengas la espalda erguida.

 

No permitas los malos olores

Vacía el refrigerador por lo menos 24 horas antes de la mudanza y límpialo adecuadamente.

Introduce en él pedazos de carbón, granos de café o bicarbonato de sodio para que absorban la humedad y los malos olores.  Déjalos dentro hasta que vuelvas a conectarlo en tu nuevo hogar.

Traba el tambor de la lavadora con mantas o trapos que impidan su movimiento de lado.

 

Las camas

Desármalas y amarra las partes con cinta de empaque para que no se pierdan y sea más fácil de acomodar en el camión.

Si tienen sofá cama amárralo con cuerdas de manera que no se abra durante el traslado.

 

Electrónicos

No muevas nunca la televisión cuando ésta esté caliente, pues se puede dañar fácilmente.

Desenchúfala con tiempo para que cuando llegue la hora del traslado esté fría de sus componentes.

Utiliza un cojín para cubrir la pantalla, amarrándolo con cinta de empaque.

 

Flores y plantas

Colócalas dentro de cajas de cartón más altas que ellas mismas. Haz perforaciones al cartón para que puedan respirar.

 

Al cargar el camión

Si lo harán ustedes mismos, consigan quién los ayude, pues algunos enceres son difíciles de manipular por una sola persona.

Acerca el camión lo más posible a la entrada de la casa y busca una posición cómoda para la carga.

No olvides acomodar cada cosa amarrando todo en cuerdas y utiliza cartón o mantas para rellenar los espacios libres.

Cuanto más compacta esté acomodada la carga, te asegurarás de que llegue intacta.

 

En el nuevo hogar

Si es nueva totalmente abre todas las llaves del agua caliente para que fluya durante varios minutos. Con esto eliminarás el hidrógeno acumulado en las tuberías.

No enciendas cerillos ni fuego en ese momento porque el hidrógeno es inflamable.

Conecta la luz para que al llegar la noche tengas iluminación en todo tu nuevo hogar.

 

Ahora sí, ¡a escribir su propia historia en su nidito de amor!

 

Crea tu
Página
de Boda

Para compartir con tu familia y amigos

Busca una Página de Boda

Buscar por nombre del novio o la novia

Las mejores Invitaciones

Encuentra diseños exclusivos de Invitaciones para Tu Boda.