| 
 | 
 | 

una buena anfitriona

Una buena anfitriona

Una buena anfitriona

Estrena tu nueva vida con una imagen de experta en la cocina

Seguramente te gustaría invitar a tus suegros, papás, hermanos y cuñados a conocer tu nuevo hogar.

Esa será la primera vez que podrán darse cuenta sobre si eres experta en el área culinaria y en cómo manejas tu nuevo papel de ama de casa.

¿Quieres causar una excelente impresión? Ofrece platillos hechos por ti.

Puedes hacer de la cocina una nueva terapia de relajación, una tarea que podrías ver divertida y novedosa y que con un poco de suerte te ayudará a fortalecer tu relación con tu esposo.

Pierde el miedo a inventar y conquista de nueva cuenta a tu pareja a través del estómago.

En la cocina nada está prohibido, todo se vale, cualquier combinación está permitida.

Por ejemplo, si tú, él o algún invitado padece de altos niveles de colesterol, has del aceite de oliva tu aliado. Si alguien no consume picante por la indeseable úlcera o gastritis, borra de tu mente que el chile es el que se lo ocasiona, pues lo que realmente les afecta son los irritantes, como el consumo excesivo de condimentos.

Lo importante es que cocines con amor, paciencia y dulzura para quedar perfectamente bien ante tu esposo y visitantes.

Compra recetarios y no olvides añadir creatividad para convertirte casi en casi en una chef certificada.

Para triunfar en la cocina, te recomendamos:

  • Leer y comprender las recetas para verificar que cuentes con todos los ingredientes necesarios.
  • Haz lo mismo con el proceso de elaboración.
  • Ten a la mano todos los utensilios necesarios.
  • Trata de mantener siempre higiene para cuidar tu salud y la de tu familia.
  • Ten a la mano un trapo y un cesto pequeño para la basura y los desperdicios.
  • Las vasijas y utensilios sucios deposítalos en el lavadero o lávalos rápidamente para que no se les pegue la grasa.
  • Lava tus manos antes de cocinar.
  • Revisa que no te falte nada en la lista de la despensa.
  • Que tu despensa siempre esté surtida con los ingredientes básicos no perecederos.
  • Planea menús por semana. Te ayudará a respaldarte y cuidar tu presupuesto.
  • Mantén el orden y limpieza en la cocina.
  • Prueba siempre lo que preparas.
  • Para evitar el lagrimeo molesto al cortar cebolla, enjuaga de vez en cuando el cuchillo.
  • Al terminar de cortarla lávate las manos para que no te quede impregnado su aroma.
  • Para que las pastas queden perfectas, hierve agua y una vez hirviendo agrega un chorrito de aceite y luego la pasta.
  • Utiliza condimentos como comino, canela, orégano, laurel, nuez moscada y clavo, para variar sabores.
  • Utiliza los pocos sobrantes de ellos para inventar rellenos de omelettes.
  • Para un buen aspecto en los platos, combina verduras para las ensaladas en cocidas con frescas.
  • Varía las carnes. Unos días pollo, otros res, unos cerdo o ternera y no te olvides del pescado.
  • Utiliza el caldo del pollo para el arroz y la salsa para bañar tus platillos y para las cremas.

Crea tu
Página
de Boda

Para compartir con tu familia y amigos

Busca una Página de Boda

Buscar por nombre del novio o la novia

Las mejores Invitaciones

Encuentra diseños exclusivos de Invitaciones para Tu Boda.