| 
 | 
 | 

una ceremonia romántica

Una ceremonia romántica

Una ceremonia romántica

Contrata un poeta para que lea poemas de amor

Tu boda civil puede ser, además de un evento íntimo y personal, una forma de emocionar a tus seres queridos y asistentes.

Puedes pedir a una persona cercana que lea textos o poemas durante la ceremonia, pero si no cuentas con un poeta, puedes contratar un declamador o maestro de ceremonias, que lea algunos poemas relativos al amor.

Aquí te proporcionamos algunos que seguramente harán de tu civil un acto 100 por ciento romántico.

 Martín Gray

El amor jamás es acoso, es alegría, libertad, fuerza.

Y es el amor el que mata la angustia.

Ahí donde falta el amor, nace el miedo y el aburrimiento.

El amor es arrebato, el amor es entusiasmo, el amor es riesgo.

No aman y no son amados, aquellos que quieren ocultar o esconder sus sentimientos.

El amor es generosidad, el amor es entrega, el amor es intercambio.

Quien da mucho, recibe mucho a fin de cuentas.

Porque nosotros poseemos aquello que damos.

Amar no es dañar al otro, dominarlo, sino acompañarlo en su camino y ayudarlo.

Saber aceptar al otro tal como es y alegrarse de la felicidad que logre.

Amarlo en su totalidad, porque él es lealtad y belleza, defectos y cualidades.

He aquí las condiciones del amor.

Porque el amor existe en virtud de la indulgencia, del perdón y del respeto al otro.

Victor Hugo

Cuando por fin se encuentran dos almas,

que durante tanto tiempo se han buscado una a otra entre el genío,

cuando advierten que son parejas,

que se comprenden y corresponden,

en una palabra, que son semejantes,

surge entonces para siempre una unión vehemente y pura como ellas mismas,

una unión que comienza en la tierra y perdura en el cielo.

Esa unión es amor,

amor auténtico, como en verdad muy pocos hombres pueden concebir,

amor que es una religión,

que derifica al ser amado cuya vida emana

del fervor y de la pasión y para el que los sacrificios

más grandes son los gozos más dulces.

El arte del matrimonio

Las pequeñas cosas son las grandes cosas.

Nunca se es tan viejo para sostenerse las manos.

Es recordar decir "Te amo" al menos una vez al día.

Es nunca ir a dormir enojados.

Es nunca hablar con el otro solo por ser condescendiente;

el cortejo no debería terminar con la luna de miel,

debería continuar a través de los años.

Es tener un sentido mutuo de valores y objetivos comunes.

Es pararse juntos enfrentando al mundo.

Es formar un círculo de amor que se alimenta en la familia toda.

Es hacer cosas para el otro, no en la actitud de servicio o sacrificio,

sino en el espíritu de gozo.

Es hablar con palabras de apreciación y demostrar

gratitud de maneras consideradas.

Es no esperar que el esposo use una aureola o que la esposa tenga las alas de un ángel.

Es no buscar la perfección en el otro.

Es cultivar la flexibilidad, la paciencia, el entendimiento y el sentido del humor.

Es tener la capacidad de perdonar y ser perdonados.

Es dar al otro un ámbito en el que pueda crecer.

Es encontrar espacios para las cosas del espíritu.

Es una búsqueda común del bien y la belleza.

Es establecer una relación en la cual la independencia sea por igual, la

dependencia mutua y las obligaciones recíprocas.

Es no solamente casarse con la pareja perfecta, es ser la pareja perfecta.

¿Por qué casarse?

Porque desde el fondo de mi amo una persona por mucho tiempo,

Con todo mi corazón, mi alma, mi mente, mi cuerpo...

Porque yo necesito un amigo para siempre en quien confiar mis intimidades,

quien no usaría eso contra mi,

quien me ame cuando soy antipático,

quien se ocupe del pequeño niño que hay en mi, y

quien busque el potencial divino en mi...

Porque yo necesito acurrucarme en el calor de la noche

con alguien que agradezca a Dios por mi,

con alguien que me sienta bendecido de sostener...

Porque matrimonio significa oportunidad

de crecer en amor y amistad...

Porque el matrimonio es una disciplina

para ser agregada a nuestra lista de éxitos...

Porque el matrimonio no falla, la gente falla

cuando entran en el matrimonio

esperan que el otro lo haga todo...

Porque, sabiendo esto,

yo me prometo a mí mismo tomar completa responsabilidad

para mi totalidad espiritual, mental y física

yo me creo,

yo tomo la mitad de responsabilidad por mi matrimonio

juntos nosotros creamos nuestro matrimonio...

Porque con este entendimiento

las posibilidades son ilimitadas.

 Cuando por fin se encuentran dos almas

 Amar es querer la felicidad del otro

Crea tu
Página
de Boda

Para compartir con tu familia y amigos

Busca una Página de Boda

Buscar por nombre del novio o la novia

Los mejores Grupos

Encuentra los Grupos de Moda a los mejores precios.