| 
 | 
 | 

recaudar dinero: una costumbre polémica

Recaudar dinero: Una costumbre polémica

Recaudar dinero: Una costumbre polémica

Evalúa bien junto a tu pareja si realizan alguna actividad durante la recepción para recaudar dinero entre los invitados

Una de las tradiciones de bodas que siempre se han mantenido bajo la lupa es el “baile del billete”.

Esta costumbre, no tan arraigada en todos los sectores de la población, consiste en asignar una canción, mayormente larga, para recaudar dinero que los novios utilizarán en lo que más necesiten en su nueva vida.

Para ello, los novios se ponen de acuerdo con los músicos, quienes lanzan la convocatoria durante la recepción a los invitados.

Si un hombre desea obsequiar efectivo en ese momento, el siguiente paso es sacar a bailar a la novia; una organizadora le entrega un alfiler y con él prende el billete en el vestido de la recién casada y ambos comienzan a bailar un fragmento de la melodía.

Los papeles se invierten cuando una invitada baila con el flamante esposo.

Actualmente, en la intimidad de las recepciones, todavía hay parejas que utilizan esta costumbre, unos por necesidad, otros por diversión y otros más por seguir con las tradiciones.

Pero en otras partes del orbe se estilan otras formas de recaudar dinero entre sus seres queridos, quienes ya han hecho un obsequio en especie o de alguna otra forma.

Por ejemplo, en el sur de México, se acostumbra colocar a los novios en un extremo del salón.

Una persona invita a los asistentes varones a prenderle con un alfiler un billete al novio, sin exigir, claro, alguna denominación en específicio; el terminar el rito, el esposo da un paso hacia el frente; el mismo procedimiento lo vive la novia.

El juego se concentra en que el que de más pasos hacia delante, ya sea el esposo o esposa, será quien tenga el mando en el hogar.

Otra forma que se estila en el Sur de América es que un grupo de amigos del novio se acerca a la pareja y “rapta” al recién casado.

Después, regresa uno de los “captores” y dice que éste ha sido secuestrado y solicita rescate; una persona acude con los invitados a solicitar su aportación para de esa forma reunir la suma solicitada por los secuestradores.

Conforme se tarde en recaudar la cifra, otro de los involucrados entra el salón con un zapato de su “víctima”, después con partes del traje, los calcetines.

Al momento de ya no reunir cantidad alguna, los raptores entregan a la novia las prendas de su esposo y ella se encarga de vestirlo y traerlo de nuevo a la fiesta.

También hay quienes anexan un sobre vacío y en blanco a la invitación, además de la tarjetita de la mesa de regalos. Colocan un baúl en la mesa de recepción, donde los invitados colocan su obsequio en efectivo.

En otros eventos se ha inclinado por asignar a una persona encargada de repartir sobres a quienes deseen bailar con los novios y ahí colocan su "aportación"; esto, con el fin de evitar pinchar los trajes de novios.

Cualquiera de estos rituales deberá ser discutido y aprobado por ambos festejados, pues algunas familias no se prestan para este tipo de juegos o simplemente, no ven bien que se recurra de alguna forma a recaudar dinero.

Lo importante, es divertirse sin provocar algún malestar entre ustedes, los novios, y sus familiares.

Crea tu
Página
de Boda

Para compartir con tu familia y amigos

Busca una Página de Boda

Buscar por nombre del novio o la novia

Los mejores Salones Jardínes y Banquetes

Los mejores Salones para Boda ¡Encuéntralos Únicamente en N2!