| 
 | 
 | 

los antojos

Los antojos

Los antojos

¡Esas ganas horribles de comerte un helado!

Todas los sentimos y a veces cedemos ante ellos. La manera en que respondemos a nuestros antojos de pizza o helado, o chocolate, o un pan dulce, o unos tamarindos se ven reflejados en la báscula por eso es importante aprender a manejarlos.

La base científica

Existe una controversia sobre exactamente por qué tenemos antojos. Algunos expertos sugieren que son psicológicos, que nuestro cuerpo necesita cierto nutriente y por eso manda el antojo para cubrir esa necesidad. Por ejemplo, si se te antoja un refresco bien helado, es porque tu cuerpo necesita el “boom” del azúcar.

Otros dicen que es solamente una costumbre y otro más, -bastante drásticos- señalan que es una forma de adicción a la comida. Sin embargo, la mayoría de nosotras siente antojo por las comidas que nos dieron gusto cuando éramos pequeñas o que nos recuerdan inconscientemente momentos agradables.

Sea cual sea la causa, los antojos llegan de vez en cuando, pero hay maneras de enfrentarlos.

¡Vence el antojo!

No hagas dieta Sí, leíste bien. Una manera de manejar los antojos y perder peso es no hacer dieta. Las dietas se traducen a que ciertos alimentos van a estar “prohibidos” y entre más te los prohíban más se te van a antojar. Mejor intenta hacer cambio pequeños en tu alimentación, en lugar de seguir una dieta muy estricta.

Un pedacito Comer palitos de zanahoria cuando lo que en realidad quieres es una rebanada de pastel de zanahoria no te va a servir. Cuando en realidad tienes un antojo muy grande de algo en específico, no aceptas sustitutos. Si comes tan sólo un pedacito de la comida por la que mueres te quitas el antojo y evitas un atracón.

Esperar Aunque no lo creas a veces sólo hay que esperar un ratito. No estoy diciendo que sea fácil pero al final de las cuentas vas a ver que la mente y la convicción son más poderosas que cualquier terrible antojo.

Una distracción Cuando sientas que llega el antojo y tienes justo a la mano el teléfono para ordenar comida china detente un minuto y ponte a hacer otra cosa que no tenga nada que ver con comida. Por ejemplo, ordena tus CDS, limpia tu clóset o verifica los recibos que faltan de pagarse. Cuando regreses al teléfono, te darás cuenta que en realidad no tenías tantas ganas de chop suey.

Crea tu
Página
de Boda

Para compartir con tu familia y amigos

Busca una Página de Boda

Buscar por nombre del novio o la novia

Los mejores Salones Jardínes y Banquetes

Los mejores Salones para Boda ¡Encuéntralos Únicamente en N2!