| 
 | 
 | 

sus orígenes

Sus orígenes

Sus orígenes

¿De dónde surgió esta bella costumbre?

La palabra diamante se deriva de la palabra griega “adamas”, que significa inconquistable.

El diamante es la gema más dura conocida (a la fricción, más no al impacto) con la composición más simple, incluso es considerada como el único elemento unitario compuesto por carbono puro.

En una interacción de calor y temperatura el carbón es transformado en cristal a grandes profundidades; esa masa volcánica en donde tuvo lugar la cristalización empuja hasta romper la superficie para acabar enfriándose y formando yacimientos.

En la antigüedad los griegos creían que los diamantes eran fragmentos de estrellas caídos sobre la Tierra. Algunos de ellos sostenían que eran lágrimas de los dioses. La verdad es que el origen exacto de los diamantes continúan siendo un misterio, aún para los científicos de hoy en día.

Hasta el siglo XV sólo los reyes eran dignos de llevar diamantes como símbolo de su fuerza, valor e invencibilidad.

CUPIDO Y LOS DIAMANTES
Sin embargo, a través de los siglos el diamante adquirió su condición de regalo esencialmente identificado con el amor. De hecho, se afirma que las flechas de Cupido estaban rematadas por diamantes, lo que les proveía de una magia inigualable.

Desde tiempos remotos los diamantes se han asociado con el romance y la leyenda. Los griegos también creían que el llamado fuego del diamante reflejaba la constante llama del amor.

COMPROMISO CON DIAMANTES
La tradición de los anillos de compromiso con diamantes nació en el año 1477, cuando el Archiduque Maximiliano de Austria le obsequió a María de Borgoña una sortija con diamantes.

La razón por la que las mujeres usan el anillo de compromiso en el dedo anular de la mano izquierda data del tiempo de los egipcios quienes creían que la “vena amoris”, vena del amor, iba directamente desde el corazón hasta la punta del dedo anular de esa mano.

Desde entonces y hasta la fecha, para millones de personas en todo el mundo, ese fuego, misterio y magia, así como la belleza y el romance que se desprenden del brillo de un espléndido solitario expresa todo lo que el corazón siente pero que las palabras no pueden expresar.

Sobre el valor de los diamantes, cabe destacar que éstos son valiosos principalmente por razones de belleza, durabilidad y escasez.

En la comercialización de los diamantes se utilizan estándares precisos de valoración para juzgar calidad y valor de las piedras. Estos estándares o factores de valor se conocen, por sus siglas en Inglés, como las Cuatro C’s:

  • Pureza (Clarity)
  • Color (Color)
  • Peso (Carat Weight)
  • Corte (Cut)
  • La combinación de los cuatro factores determina el valor de cada diamante en particular.

     

    Joyería Finozzi
    Sr. Luis Vázquez
    Copenhague No. 22
    Col. Juárez C. P. 06600
    México, D.F.

Crea tu
Página
de Boda

Para compartir con tu familia y amigos

Busca una Página de Boda

Buscar por nombre del novio o la novia

Los mejores Vestidos de Novia

Las Casas de Novias más Exclusivas ¡Ingresa y Cotiza!