Las 12 preguntas más frecuentes sobre la alimentación

Disfruta junto con tu bebé su entrada al mundo de los alimentos.

Las 12 preguntas más frecuentes sobre la alimentación

Cuando nace, el bebé obtiene todo el alimento que necesita de la leche materna y por unos meses, mientras lo amamantas, no tendrás que preocuparte por nada más. Sin embargo llega el momento en que el pequeño necesita de otros alimentos y es entonces cuando comienzas a preguntarte qué es lo mejor para él...

Pues bien, aquí te presentamos algunas de las preguntas más frecuentes que surgen en este proceso, cuyas respuestas pueden serte de gran utilidad para que no te agobie la entrada de tu bebé, al mundo de los alimentos.

1.-¿Cuando puedo empezar a introducir alimentos distintos a la leche en la dieta de mi bebé?
No existe una regla universal sobre cuándo es el momento ideal para introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé. En este caso es más importante que consideres su desarrollo físico que su edad cronológica.

Actualmente se recomienda la introducción de alimentos distintos a la leche a los seis meses cuando el bebé ya puede sentarse y participar de la alimentación como un proceso activo del cual forma parte.

2.-Mi bebé ya cumplió seis meses y he comenzado a incorporar otros alimentos a su dieta, ¿Cuánta leche debe tomar ahora?
No creas que porque ya le estás dando a tu bebé otros alimentos la leche pasa a segundo plano. Durante un tiempo la leche seguirá aportando 50 por ciento de sus necesidades nutritivas, y por eso necesita tomar por lo menos medio litro diariamente, sobre todo para que siga teniendo el aporte de calcio adecuado.

3.-Me han dicho que hay verduras que no son adecuadas para los bebés. ¿Cuáles son y por qué?
Durante el primer año de vida de un bebé, verduras como los rábanos, la coliflor, el brócoli y las remolachas son inadecuadas para incluir en su dieta, y la razón es que estos alimentos tienen nitratos que pueden convertirse en nitritos y perjudicar los procesos digestivos de tu bebé.

Evita también los pimientos, cebollas y ajos, ya que tienen sabores muy fuertes y podrían agredir el gusto de tu pequeño.

4.-A veces preparo mucha cantidad de papilla, ¿se puede refrigerar o solo debe comer alimentos frescos?
Lo ideal es preparar sólo la cantidad que el pequeño vaya a ingerir en el momento, pero si por alguna razón (trabajo por ejemplo) te ves obligada a preparar una cantidad grande de papilla para varias comidas, es conveniente que la separes en porciones pequeñas y las guardes en el congelador en recipientes separados.

De preferencia no congeles por más de 48hrs. Cuando saques una porción para darle, caliéntala en baño María ya que así no se perderán las vitaminas. Y si la descongelas, no la vuelvas a congelar.

5.-Mi bebé tiene 8 meses y ya tiene sus primeros dientes ¿sigo triturando todos sus alimentos con la batidora antes de dárselos o ya puede masticar los alimentos?
Los bebés se habitúan rápidamente a las costumbres que les imponen sus padres y los cambios intempestivos especialmente cuando se refieren a su alimentación no son bien recibidos. Es difícil que un bebé acepte las papillas apisionadas con el tenedor si siempre se le ha dado procesada con la batidora.

Para hacer el cambio menos drástico comienza usando un pasapurés y, después de un tiempo razonable, usa un tenedor. Así el cambio no será tan drástico, lo notará menos y poco a poco podrá ir masticándolos.

6.-Mi pequeño ya quiere que lo deje comer solo pero pienso que si lo dejo regará toda la comida y no aprovechará nada de lo que le sirva en su plato ¿Qué debo hacer?
No hay problema que el bebé coma solo, éste es un gran paso en la afirmación de su individualidad y un escalón que él sube hacia su independencia. Lo más probable es que aún ignore cómo se usa la cuchara y prefiera tomar los alimentos con los dedos.

Ten la seguridad de que estará pendiente de cómo usas el cubierto e irá aprendiendo por imitación. Lo mejor es poner un poco de comida en un plato pequeño para que la tome libremente con los dedos, mientras tú con otro plato le vas dando los alimentos con la cucharita.

Otra cosa que se puede hacer es darle una cucharita plástica (de material fuerte para que no se lastime) para que él vaya entrenándose en el uso del cubierto, además se entretiene al momento de comer. El dominio lo adquiere alrededor de los 15 y 18 meses. Por ningún motivo dejes al niño solo con un plato de comida enfrente, ya que podría ocurrir algún accidente que dañe a tu bebé.

7.-En mi familia hay muchas personas alérgicas a igual que en la de mi esposo, incluyéndonos a nosotros dos. ¿hay que tener precaución con los cambios de la leche y al introducir otros alimentos en su dieta?
Lo ideal es que tu pequeño tome leche materna todo el tiempo que sea posible, y mientras estés dándole pecho es preferible que deseches de tu propia dieta alimentos como pescados y huevos.

Si ya se hace necesaria la introducción de alguna fórmula láctea, elígela con cuidado y siempre tomando en cuenta la opinión del pediatra. Luego deberás hacer lo mismo con los otros alimentos: lo mejor es que intentes con un nuevo alimento a la vez y se lo ofrezcas durante tres días seguidos sin mezclarlo con otro para ver si hay reacciones negativas. Así sabrás qué es exactamente lo que le causa daño.

Te recomendamos que escojas para cada nueva prueba el mediodía por que de ese modo tendrás toda la tarde y la noche para ver si algo anda mal. Debes estar pendiente de la aparición de erupciones cutáneas, vómitos, diarreas o dolores de estómago.

Si crees que algún alimento ha causado alguno de estos problemas, suspéndelo y consulta de inmediato a tu pediatra. No le des chocolate, huevos, pescado, cítricos, jitomate o mariscos hasta que haya cumplido un año.

8.-¿Debo darle a mi pequeño leche entera o sin grasa?
La leche materna tiene gran cantidad de grasa y por tanto es bueno que tu bebé continúe consumiendo lípidos hasta que cumpla por lo menos tres años.

Además, la grasa de la leche es un excelente conductor de vitaminas liposolubles. Después de superada esta edad podrías cambiar la leche semidescremada. De todas formas, hay que ver a cada bebé de manera particular así que, en este caso, es bueno que consultes al pediatra.

9.-¿Puedo utilizar aceite en la preparación de los alimentos de mi bebé?
La leche que toma tu bebé, bien sea materna o la fórmula que tu pediatra haya determinado para él, contiene los ácidos grasos necesarios para su óptimo desarrollo. Sin embargo, cuando cumpla 11 ó 12 meses, podrías darle sabor a algunos de sus alimentos utilizando un poquito de aceite vegetal.

10.-¿Cuándo puedo darle frutas a mi bebé?
Entre los 4 y 6 meses de edad se recomienda introducir en la dieta del bebé tanto frutas como verduras. Las frutas y verduras “frescas” (cuida que no hayan sido expuestas a exceso de luz y de calor) proporcionan a tu pequeño vitamina C que su organismo no puede producir.

En el caso de las frutas, hay bebés que no asimilan con facilidad su sabor y, a veces, la razón puede ser porque no están suficientemente maduras y por lo tanto no tienen un sabor muy dulce. Si tu pequeño no es muy amante de las frutas, prueba con las más dulces como peras y manzanas convertidas en papilla sin añadir azúcar.

Si sólo quiere unas pocas cucharaditas, no lo obligues a comer más. Poco a poco querrá otro tanto pero sin que lo presiones, porque entonces lo rechazará.

11.-¿Son perjudiciales las verduras congeladas en la dieta del bebé?
Algunas de las vitaminas contenidas en las verduras desaparecen durante el proceso de enfriamiento excesivo. Pero igualmente cuando adquirimos las verduras en el mercado desconocemos cuánto tiempo ha pasado desde que fueron arrancadas de la tierra y llevadas al sitio de venta, y en este proceso también pueden perderse parte de estos nutrimentos.

El consejo es que compres en el mercado las verduras frescas, si vas a consumirlas en uno o máximo dos días.

12.-¿Puede la alimentación ayudar a evitar infecciones frecuentes en la edad infantil?
El funcionamiento del sistema inmune, que es el encargado de defendernos contra las enfermedades, depende directamente de la situación nutricional. Por ello, mejorar la alimentación de tu bebé es un buen camino para conseguir que tenga los aportes adecuados de energía y nutrimentos, lo que contribuye a mejorar su salud, a optimizar su respuesta inmunitaria y a protegerlo de los procesos infecciosos.

 

Comentarios

29/04/2008 5:34:10 p.m.

ME PAREC BUEN ARTICULO YUO TENGO MUCHAS DUDAS TAMBIEN MANDARE MIS PREGUNTAS GRACIAS.
guadalupehernandez

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros